Esclavo Corporativo V2-13

Entregando el Reporte de Progreso

El interior de la habitación era azul sin ventanas, y el mobiliario era todo del mismo marrón oscuro uniforme, lo que le daba un ambiente algo solemne. A Seiichirou le indicaron que se sentara en una silla de cuero frente a una mesa de aspecto antiguo, y Seiichiro se sentó con un agradecimiento.

—Ha pasado mucho tiempo, Condo Seiichiro.

La persona sentada frente a él era el Primer Ministro de este país, Kamil Calvader.

El atractivo hombre de mediana edad estaba reclinado contra el respaldo de su asiento, con el cabello rubio rosado peinado hacia atrás, y tenía los ojos ojos gris azulado entrecerrados. Tenían una mirada de profunda inteligencia y astucia.

El Primer Ministro Kamil estaba ocupado, así que no lo había visto desde el día en que él y Aresh recibieron instrucciones. Tenía toneladas de informes y preguntas para él, pero debido a la agenda ocupada de Kamil y que requería información detallada, Seiichirou había tenido que adaptarse.

—Me alegra que el Primer Ministro esté bien.

—Ah, no tienes que ser tan diplomático. Somos cercanos, después de todo.

Aunque la atmósfera formal cambió y Kamil exudaba un atractivo sexual maduro y sus palabras poseían cierta ambigüedad, la relación entre Kamil y Seiichirou era solamente como la de un gerente interino y el jefe de otro departamento, no era una relación personal en absoluto. Bastaba decir que, eran cómplices en su objetivo de abolir la costumbre de la Invocación de la Santa, y en su trabajo actual.

—Gracias. ¿Puedo darle mi informe de inmediato?

Kamil asintió satisfactoriamente a las palabras de Seiichiro, que evitaba la charla inútil, y lo instó a que continuara.

—En primer lugar, con respecto a las finanzas de la iglesia, me disculpo por no poder informar las cifras específicas, porque todavía no tengo el panorama completo.

—Oh, está bien. ¿El obispo y el contador están fuera de esa iglesia en este momento?

—Sí. Por alguna razón, parece que se marcharon en un viaje de negocios en el momento en que se les informó que un oficial del palacio real iría a inspeccionar.

—Se supone que deben regresar pasado mañana, pero creo que no desperdiciaste el tiempo mientras tanto, ¿cierto?

—Así es. Fue sencillo recolectar la información pertinente.

Originalmente, la inspección debería haberse realizado mientras recibía la guia del contador de la iglesia, pero cuando le dijeron a Seiichirou que estaba ausente, tuvo que buscar la información él mismo.

—Está bien por el momento. Por favor, dime qué opinas.

—Soy reacio a emitir una opinión porque no he conseguido la información concreta, pero… creo que hay una diferencia entre la clase y el número de aristócratas que visitaron la capilla y sus donaciones.

—¿Malversación?

—No puedo afirmarlo porque todavía no he calculado los gastos operativos de la iglesia.

Seiichirou registró el nombre y número de aristócratas entre los fieles de la capilla y calculó el monto de las donaciones en base a la información que le proporcionó Norbert, pero le pareció que la iglesia tenía dinero más que suficiente para todos sus gastos operativos.

—Mmm… ¿qué sabes sobre el destino del dinero?

—Nada… pero al menos el orfanato, los acólitos y el sacerdote no están involucrados.

—Sacerdote. ¿Oh, el sacerdote Siegwold?

Las cejas bien formadas de Kamil se alzaron bruscamente.

—¿Lo conoce?

—Oh, es famoso. Además de su familia, su poder mágico y su apariencia son notables. Por otro lado, su fanatismo dificultan que los demás aristocratas se le acerquen.

Como era de esperarse, los orígenes de Siegwold parecían ser de la más alta cuna aristócratica. E independientemente de su apariencia, en el mundo aristocrático parecía existir una gran demanda por la cantidad de poder mágico. Considerando eso, el futuro de los huérfanos de la iglesia era incluso más extraño.

—Oh, no había magia en el país de donde provienes, Seiichirou. El poder mágico es una energía preciosa, pero es difícil de manejar incluso cuando se utilizan herramientas mágicas, porque se requieren conocimientos y habilidades especializadas. Es por eso que a los niños que nacen con demasiado poder mágico, en la iglesia se les enseña a reducir su poder mágico…

—¿Reducir el poder mágico…?

Al escuchar que se trataba de una fuente de energía peligrosa, Seiichirou pensó en la energía nuclear. No emitía CO2 y aunque podía suministrar una gran cantidad de energía de forma estable, era extremadamente peligrosa. Incluso lo bueno poseía riesgos.

Aun así, ¿era posible reducir el poder mágico que se tenía originalmente? Debía ser algo de conocimiento público en el país, o Kamil no respondería con una cara tan seria.

—Por cierto, ¿cómo va tu resistencia a la magia y el maná?

Seiichirou no solo no tenía poder mágico, sino que tampoco tenía resistencia a él, por lo que incluso una magia ligera le provocaba calentamiento por todo el cuerpo, y si se le suministraba demasiado maná, se debilitaba.

—Afortunadamente, poco a poco va mejorando.

Seiichirou continuaba comiendo alimentos con una pequeña cantidad de mana, y Aresh seguía aplicando hechizos menores sobre su cuerpo, así que se había vuelto más resistente. No era un halago.

—Eso es estupendo.. Sin embargo, aquél que tenía una reputación de ser muy difícil de tratar, igual que el sacerdote Siegwold, parece haber sido completamente domado.

Seiichirou enarcó las cejas ligeramente y suspiró. Kamil estaba conteniendo la risa.

—Dice “domado”, como si se tratara de un caballo…

—Oh, una bestia más que un caballo. Si no ha sido domado, entonces ¿encadenado?

—Su Excelencia…

Kamil entrecerró los ojos, divertido, mientras Seiichirou se quedaba sin palabras, preguntándose qué responder, pero de repente el Primer Ministro volvió a su expresión serio y lo interrumpió.

—No es una broma. Sin importar cuáles sean tus sentimientos, te has convertido en una “cadena” para él. A diferencia de la “cadena” del sacerdote Siegwold, tú eres real, tangible y vulnerable. Haré todo lo que pueda, pero es mejor que tengas cuidado.

Incluso la gente que lo rodeaba era consciente ahora de la obsesión de Aresh.

Aresh, que siempre había sido apático e inalcanzable, era el único que reaccionó ante el cansado hombre sin magia que llegó como extra de la Santa de otro mundo.

El propio Seiichiro estaba dedicado a crear su propio poder, pero era innegable que daba prioridad a su trabajo por encima de sus propios intereses personales.

La razón por la que Kamil lo envió a la iglesia fue para mostrarle a Seiichiro que existían algo más que Aresh en este mundo.

—Gracias por su consideración.

—Bueno, ten cuidado… Ahora que terminamos con eso. ¿Decías que quieres abrir en la iglesia una escuela privada para los civiles?

—No, no tanto. Principalmente sería a los huérfanos de la iglesia. Se les enseñaría a leer y escribir y hacer cálculos a quienes lo deseen, sin costo alguno. Eso es todo. La ventaja es que se mejoraría la imagen de la iglesia, y también la imagen de los aristócratas que donan a la iglesia.

Además, aumentaría el atractivo de la iglesia a ojos de los visitantes, y sería más fácil que los ciudadanos se familiarizaran con ella.

A partir de eso, era posible que las actividades de la iglesia tuvieran más participación ciudadana.

—Además, si pueden leer y escribir, serán capaces de encontrar más trabajos, que reducirá la tasa de crímenes y mejorará el nivel de vida de la gente común. Además ¿Es posible que los dotados asistan a la escuela con un subsidio del gobierno?

Kamil apoyó la cara sobre el brazo que descansaba sobre el apoyabrazos de su asiento, mientras Seiichiro continuaba con su discurso.

—Eres muy capaz en lo que haces, pero ¿quieres involucrarte en la educación?

—No voy a llegar a tanto. La idea provino de la Santa, en primer lugar. Yo solo la estoy complementando.

—La Santa… supongo que se le ocurrió cuando vio a los niños del orfanato. A veces, incluso los niños aristócratas tienen ese tipo de ideas.

Tal como decía Kamil, algunos pedían reformas en las instituciones educativas y las divisiones sociales. La razón por la que no se implementaban era porque costaba dinero.

—Actualmente preparo un cálculo de sus efectos económicos. Se lo presentaré próximamente, así que espere, por favor.

—Oh, ¿enfocado en tu especialidad?… Pero quiero saber algo.

—¿Sí?

Kamil se enderezó en el asiento, y sus ojos gris azulados miraron fijamente a Seiichirou.

—Seiichirou, ¿qué quieres hacer con este país?

Este país que lo secuestró junto con una niña menor de edad a la que llamaban Santa.

¿Qué quería hacer con este país donde estaba varado, donde ni siquiera el aire era beneficioso para él?

«¿Qué diría Yua en este caso?»

«”Quiero hacer un país donde todos sean iguales” o “Quiero hacer un país donde nadie sufra de hambre o por los miasmas”»

Seiichiro abrió la boca.

—Nada.

Sin embargo, Seiichiro no tenía ningún deseo.

Realmente no deseaba nada.

Realmente nunca en su vida había apuntado a semejantes aspiraciones, como mejorar el país o hacer felices a todos.

Simplemente deseaba hacer bien su trabajo.

—La escasez de personal en el departamento de magia es un problema serio, y existe un retraso en el plan de medidas contra el miasma y completar la investigación de la “Magia de Retorno”. Sin embargo, no es un trabajo que pueda hacer cualquiera, así que me gustaría contratar gente de una amplia gama de estratos sociales.

Aunque la gente común podía trabajar en el palacio real, era imposible si eran analfabetas. Incluso East había ido a la escuela.

—… Tú… de verdad…

Kamil se recargó de nuevo en el respaldo y soltó una risa seca. Su tono y su expresión eran más infantiles de lo que Seiichirou lo había visto jamás.

—Sería una gran pérdida para el país no darle una oportunidad a la gente talentosa. Si 100 civiles fueran enviados a una escuela privada gracias a un subsidio del gobierno, esa inversión se recuperaría con que solo uno de ellos ingresara al departamento de magia y consiguiera buenos resultados. Es un desperdicio para el país no aprovechar un proyecto tan rentable.

Las personas en sí eran también un tipo de recurso. Tal vez pensaba así debido a su naturaleza de esclavo corporativo demasiado arraigada.

—Claro, como dices, un país no puede existir sin su gente. Es un desperdicio no aprovecharlos efectivamente.

Kamil parecía tener una costumbre de reírse desde el fondo de su garganta.

En todo caso, era bueno que el Primer Ministro Kamil, quien era el jefe supremo del personal del palacio, pareciera estar entusiasmado. Kamil observó a Seiichirou con una sonrisa en la boca, mientras éste se sentía secretamente aliviado.

—Oh, es una pena. Es una tremenda pena, Seiichirou.

—¿Pasa algo?

Cuando dijo que era una pena, Seiichirou se preguntó si existía algún fallo en el plan que acababa de proponer, pero parecía que ese no era el caso.

Kamil miró a Seiichirou con unos ojos nunca antes vistos por Seiichirou.

—No es eso. De verdad… si no fuera por esa bestia negra, yo sería el que te habría cuidado y atesorado.

Seiichiro de alguna forma logró pasar por alto el “deseo” con el que lo miraba su jefe, y dijo: —Gracias por su amabilidad —con una risa seca.

~~~

N.T.

Seiichirou regresa después de un largo hiatus de más de un mes. Debí explicarles la situación antes, pero ni yo misma sabía qué debía hacer.

En resumen, ya saben que para esta novela me estuve basando en la traducción en inglés. Pues resulta que a finales de septiembre esa página fue denunciada por infringir derechos de autor en varias de sus historias. Así que eliminaron rápidamente todo el contenido y pasaron dos semanas viendo qué método ocupar para continuar con su labor, o si desistían definitivamente. Decidieron continuar por medio de un servidor privado, donde puedan controlar el número de gente que ve su contenido, así que obviamente yo no podía ponerme a traducir a partir de un contenido que estaba restringido para un público limitado, porque afectaría su objetivo de controlar quién lo leía. Así que después yo me pasé las siguientes dos semanas ponderando si valía la pena buscar la novela original para continuar la traducción (sabiendo que a partir de la tradu en inglés me tardaba máximo una hora por capítulo y traduciendo del japonés puedo llevarme 3 o más horas y con el riesgo latente de un reporte).

Y ya que están leyendo este capítulo, saben cuál fue mi decisión XD

Aunque me tardo más en traducir, la ventaja es que ya no estaré limitada a traducir un capi por semana y tal vez podamos tener doble actualización cada sábado (lo que es excelente porque algunos capis son más bien flojitos y no pasa gran cosa).

En fin… A todos los que seguían esperando esta actualización. ¡GRACIAS POR SEGUIR LEYENDO! ¿y QUÉ TAL CON LA DECLARACIÓN DE KAMIL? ¿Quién hubiera pensado que miraba con esos ojos a Seiichirou?


Anterior « Índice » Siguiente

Un comentario en “Esclavo Corporativo V2-13

  1. Oh Cariño!! Muchísimas gracias!! Valió la pena toda mi espera, hasta el último segundo!!! Estoy sumamente agradecida contigo! Amé esta novela desde el primer cap y entraba a la página a revisar cada día, no me arrepiento en lo absoluto.

    Sobre Kamil, yo sí sospechaba que en cierto grado él le quería a nuestro Sei, por sus comentarios «ambiguos» al comienzo de la historia y verlo siendo tan explícito, no niego que me encantó el detalle, más proque este capítulo hizo mucho énfasis en su atractivo como dando a entender que está vez él intentaría algo más! OMGGG ESTOY FELIZ CON EL CAPÍTULO!! MUCHÍSIMAS GRACIAS!!

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s